Marrakech, Marruecos

Viajar a Marrakech

La primera impresión que se recibe de Marrakech supera cualquier descripción.

Es difícil creer lo que tus ojos ven desde la ventanilla del avión: no es exactamente un oasis pero hay más de 100.000 palmeras, que se pierden por el horizonte. La tierra es roja, como el color de las murallas que rodean la Medina. Por si fuera poco, las majestuosas cimas del Atlas -con alturas que superan los 4.000 metros- vigilan atentas el devenir de esta gran capital de Sur, puerta del desierto y primer centro turístico del reino de Marruecos.

Plaza Djemaa

Para muchos su encanto se resume en un atardecer a la sombra del minarete de la Koutoubia, observando el espectáculo de la Plaza Djemaa el Fna que -a esas horas- es invadida por contadores de historias, malabaristas y encatadores de serpientes.

La Medina

Al entrar en La Medina de Marrakech te rodeará un ambiente medieval con un ritmo distinto y un contínuo bombardeo de olores y sonidos embriagantes. No tengas prisa por disfrutar del espectáculo, y no dejes de ver el Zoco de los Tintoreros y su perpétuo aire festivo; el Zoco de los Herreros -que muestra magníficas obras de bronce y cobre-, los de las babuchas, joyeros, ebanistas…

Plaza Rhaba Kedima

En la plaza Rhaba Kedima encontrarás el mercadillo de los kilim y tapices bereberes. Marrakech es una terrible tentación para todo amante de la artesanía y del arte de comprar. Se pueden encontrar: tapices, cerámica, objetos de bronce y cobre, joyas, cuero… también bebedizos y pócimas. En el zoco se sigue una sofisticada tradición del regateo. Pero si no tienes paciencia ni tiempo, ve al Centro de Artesanía o a las tiendas de Gueliz; la parte europea de la ciudad.

Para comprar

Para comprar tapices, Chez Abdelmalik–en Rahba Kedima– es el mejor lugar. Tiene ambiente de Alí Babá y un servicio internacional de envío perfectamente organizado.

Los Jardines

La mayoría de los jardines están situados fuera del recinto amurallado. Frente al Palacio Real se abre el Jardín de Agdal -una enorme extensión, encerrada entre muros- donde se descubren estanques y un sinfín de árboles de todo tipo.

Uno de los lugares más populares de la ciudad, durante los fines de semana, es el Jardín de la Menara. Alrededor de su enorme estanque se pueden ver todo tipo de plantas tropicales. El jardín favorito de muchos visitantes es el de la antigua residencia del pintor Majorelle, hoy propiedad del diseñador Yves Sant-Laurent, repleto de palmeras, cocoteros y buganvillas. Todo ello rodea a un precioso edificio -color añil- que alberga un museo de artes decorativas.

Dónde dormir en Marrakech

Riad Baba Ali está situado en la medina de Marrakech, a 15 minutos a pie de la plaza Jamâa El Fna y a 20 minutos a pie del palacio de la Bahía. Las habitaciones presentan una decoración de estilo marroquí y cuentan con aire acondicionado y baño privado con ducha. Algunas ofrecen vistas al patio. Se encuentra en el 74 Derb Baba Ali El Moukef Marrakech, Medina,

Riad Kechmara es un B&B situado a solo 200 metros de la plaza Jamaa El Fna y ofrece terraza con vistas panorámicas a la animada medina. El establecimiento está en una calle marroquí tradicional. Se encuentra en  31 Derb Jdid Lakssour Medina Marrakech, Medina

Riad & Spa Ksar Saad El Hotel & Spa Riad Ksar Saad se encuentra en Marrakech y ofrece hammam tradicional y sauna. Está a 10 minutos a pie de la plaza de Jamaa el-Fna y del palacio El Badii. Ofrece conexión WiFi gratuita en todas las instalaciones. Se encuentra en 25 Derb Sbaia Ksbit Nhass, Kasbah, Kasbah

Dónde comer en Marrakech

En Dar Marjana te tratarán como a un príncipe. La comida es una contínua sorpresa y la música embriagadora.

Ksar Es Saoussan es más sencillo, pero de gran calidad y con un ambiente auténtico.

Dar Yacout está en un viejo palacio de la Medina. Decorado al más puro estilo oriental, posee uno de los mejores servicios en mesa

Igualmente recomendables son: Al Fassia, Douirya y Le Petit Poucet.

Consejos..

Aconsejamos probar las delicias de un hamman auténtico, incluyendo un masaje energético. También el Dar el Pacha (Rue Fatima Zohra), muy bien organizado y con decoración de Las Mil y una Noches.

Datos útiles para el viaje a Marrakech

Para entrar a Marrakech: Pasaporte

El Idioma: Árabe, Francés

El clima: Caluroso. En invierno la temperatura ronda los 20ºc.

La diferencia horaria: En invierno, 1 hora -. En verano, 2 – (que España)

La electricidad: 220 V

La sanidad: No es necesario vacunarse, aunque es recomendable las de la Hepatitis A y B ..y el Tifus.

Oficina de Turismo en España: Ventura Rodríguez, 24. Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *