Pueblos Blancos de Cádiz

Mezcla de historia, cultura, naturaleza y pasión andaluza.

Recorremos los pueblos blancos de Cádiz y descubrimos una de las verdaderas joyas de Andalucía. En nuestra hermosa tierra, esta ruta se configura como una de las principales predilecciones del turismo y la segunda residencia. Es cierto que a lo largo de la costa gaditana conviven decenas de nacionalidades que buscan el apacible clima característico y las doradas playas de aguas azules; pero no es menos verdad que en el interior de la provincia se cuenta con un turismo residencial que elige los pueblos de Cádiz por su encanto, sus tradiciones y la extraordinaria simpatía de sus gentes.

Los Pueblos Blancos de Cádiz son ruta imprescindible si se pretende conocer nuestra identidad y costumbres más arraigadas.

ALCALÁ DEL VALLE

Ubicada en un precioso valle entre Málaga y Cádiz, Alcalá del Valle es un rincón de la Sierra de Cádiz repleto de historia. De origen musulmán, cabe destacar su principal recurso, el agua, como protagonista de su arte. Entre sus calles con casas blancas y multitud de rincones con encanto, no debemos perdernos la visita de sus principales monumentos:

“La Fuente Grande”; el antiguo “Convento Franciscano de Caños Santos” (s. XVI); “La Cacería”, singular edificio destinado al hospedaje de monterías serranas, así como “Los Dólmenes de Tomillos”, sepulturas colectivas de la prehistoria, rodeadas de un bello paisaje entre arroyos y fuentes; la modesta “Ermita del Cristo de la Misericordia” o  la barroca “Iglesia de Sta. Mª del Valle”.

Dónde dormir en Alcalá del Valle

La gastronomía es muy rica, destacando como plato fuerte el espárrago en todas sus variedades culinarias.

De sus fiestas destacamos su Semana Santa, con su tradicional “Carrerita de San Juan”, el domingo de Resurrección, y la “Romería de Caños Santos”, el primer domingo de mayo. La fiesta dedicada a su patrón «San Roque” -a mediados de agosto- con la vuelta de cientos de sus hijos que un día emigraron. Los Carnavales son en febrero y la divertida feria gastronómica al aire libre, “Feria de la Tapa”, el 22 de julio.

ALGAR

Municipio blanco dentro de un entorno paisajístico increíble, repleto de joyas botánicas y fauna, situado entre los dos Parques Naturales más importantes de la provincia de Cádiz: el Parque Natural Sierra de Grazalema y el Parque Natural de los Alcornocales.

Rodeando al pueblo del Algar, nos encontramos con la “Sierra del Balconcillo” y el “Cerro del Águila”, que da nombre a un importante complejo turístico rural, conocido como “Tajo del Águila”, con vistas al pantano de Guadalcacín II. En él y en el río Majaceite, se pueden practicar deportes náuticos, pesca y piragüismo, así como disfrutar del senderismo y rutas a caballo.

Hoteles y alojamientos en Algar

Paseando por sus tranquilas calles, monumentos del siglo XVIII: la “Iglesia Parroquial de Sta. Mª de Guadalupe” y el Ayuntamiento.

Y entre fogones destaca su amplia variedad de caza; perdiz, conejo, venado o jabalí, y su rica huerta: espárragos, aceitunas, tagarninas…

ALGODONALES

Situado en la Sierra Gaditana del Parque Natural de Grazalema, a los pies de la Sierra de Lijar, Algodonales se encuentra en un cruce de caminos entre Jerez, Ronda y Sevilla.

Entre huertas, olivos y naranjos, membrillos y granados, en Algodonales encontramos un hermoso paisaje en el que contrastan un suave valle con un paisaje abrupto.

Gracias a sus vientos, las escasas lluvias y la amplitud de horas de sol, en Algodonales se pueden practicar deportes aéreos durante casi todo el año: ala-delta, parapente, ultraligeros, paramotor …

Alojamientos en Algodonales

Entre numerosas fuentes y lavaderos públicos, en el casco urbano destaca la Iglesia Parroquial de Santa Ana del s. XVIII.

Importante también el reconocimiento internacional de la artesanía de Algodonales, fundamentalmente por la fabricación de guitarras de forma totalmente tradicional.

Sin duda, este pueblo serrano merece un alto en el camino…

En la pedanía cercana de “La Muela”, podemos disfrutar del precioso vuelo del buitre leonado y entre su flora, orquídeas y narcisos.


Alojamientos en el mapa de Pueblos Blancos de Cádiz

Booking.com

ARCOS DE LA FRONTERA

Arcos de la Frontera, o “ciudad de los poetas”, es un pueblo blanco con gran atractivo cultural y considerado refugio de artistas fundamentalmente por lo maravilloso de su entorno.

Situado en la cumbre de una espectacular peña cortada, ofrece al visitante numerosos miradores desde donde contemplar una gran riqueza paisajística.

Hoteles en Arcos de la Frontera

Destaca en su arquitectura urbana monumentos como La Basílica Menor de Santa María y el órgano de la misma Iglesia.

De origen prerromano, recorrer sus calles hace rememorar su herencia musulmana: Su castillo, callejuelas, cuestas empinadas, plazuelas, torres, casas y palacios señoriales con luminosos patios y palacios renacentistas (Palacio del Mayorazgo),  hacen de Arcos de la Frontera un lugar para detenerse.

Si hay ocasión, merece la pena asistir a alguna de sus Fiestas Tradicionales: Belén viviente, Feria de San Miguel, Cruces de Mayo o Semana Santa, declarada de interés Turístico Nacional; así como deleitarse con su rica gastronomía: productos derivados del cerdo ibérico, productos de la huerta, sus vinos y como no, la repostería artesana de sus conventos

En sus alrededores podemos visitar el yacimiento de Sierra Aznar, enmarcado dentro de las Ciudades Romanas de los Pueblos Blancos.

Arcos de la Frontera permite también la práctica de actividades tan variopintas como senderismo, rappel, bicicleta de montaña, espeleología, cicloculturismo, paseos a caballo, deportes náuticos en el Lago de Arcos o globo aerostático.

BENAOCAZ

Enclavado en el Parque Natural de Grazalema y de los Alcornocales, en Benaocaz encontramos restos arqueológicos que dan fe de poblamiento humano desde la Prehistoria, ya desde la época Neolítica.

Rodeado de bellos paisajes, destacamos los alrededores del río Tavizna, el arroyo de la Garganta del Boyar, Pajaruco y Arroyo Seco así como las sierras de el Endrinal, Caillo, la Silla, Alta y a una altitud de 1.397 m. El Navazo Alto.

Dónde dormir en Benaocaz.

Recomendamos rutas para hacer senderismo como la del “Salto del Cabrero”, donde se encuentra la falla más importante de Andalucía, o la subida al “Cintillo” para divisar El Estrecho de Gibraltar y la cordillera africana del Atlas,  también las “Buitreras”, el “Dornajo”, el “Saltillo” o el “Puente del Joaral”.

No hay que dejar de visitar el Museo Histórico del P.N. Sierra de Grazalema de carácter comarcal, así como disfrutar del llamado Barrio Nazarí, caracterizado porque conserva el empedrado original islámico de sus calles, torreones defensivos, muros con saeteras, un puente y casas fortificadas, únicas en todo el occidente andaluz.

BORNOS

Pueblo precioso a los pies de la cola del embalse de su mismo nombre, Bornos ofrece numerosos monumentos históricos como son el Castillo de Fontanar, de origen árabe, que fue restaurado y transformado en un palacio plateresco en el s. XVI, con un hermoso claustro con arcos peraltados, sus jardines, decorados con fuentes y arrayanes, y su logia, único ejemplo de fachada de inspiración pompeyana de Andalucía.

Alojarse en Bornos

Asimismo destacamos la Iglesia Parroquial de Santo Domingo de Guzmán, la Iglesia de la Resurrección, los Conventos del Corpus Christi y de San Bernardino de Siena, el Monasterio de Santa Mª del Rosario, la Ermita del Calvario, el Colegio de la Sangre, o las casas señoriales de la Cilla y de los Ordónez.

Debido a su embalse y el entorno que le rodea, Bornos nos ofrece una amplia oferta para la práctica de deportes como vela, piragüismo, remo, motonáutica, senderismo, rutas a caballo, cicloculturismo…

Y la diversión junto a la tradición tienen su cabida en la celebración del Carnaval -que junto a Cádiz consiguió sobrevivir a las órdenes ministeriales de la dictadura- en el que siguen siendo protagonistas los disfraces y las máscaras, las chirigotas, comparsas, charangas y murgas.

EL BOSQUE

Situado al Noroeste de la provincia de Cádiz, a los pies del Monte Albarracín es un hermoso pueblo que obtuvo su Premio Provincial de Embellecimiento.

Entre sus monumentos encontramos la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe (s. XVIII-XIX), los restos del Palacio Ducal (s.XV-XVI)la Plaza de Toros y el Molino de Abajo (s.XVIII-XIX).

Famosas son también sus fiestas como los Carnavales del mes de febrero, con la celebración del domingo de piñatas, las de San Antonio de Padua, a mediados de junio, que culminan con una romería, la del 15 de agosto o fiesta de María Auxiliadora, con una velada con música y baile.

Alojamientos en El Bosque

El Bosque  es una villa rodeada de manantiales y con el río como protagonista, que hace que sea un lugar idóneo para la pesca de su afamada trucha, de gran calidad.

Existen numerosas y variadas rutas para hacer senderismo como la que se traza por el túnel natural del bosque de ribera y recorridos por el pinsapar del Parque Natural Sierra de Grazalema.

Se pueden realizar también rutas en bicicleta y a caballo, montañismo o incluso ala-delta y parapente desde el Monte Albarracín.

Además, en su gastronomía destacan los espárragos trigueros, las tagarninas, las chacinas y embutidos, los quesos de cabra y oveja curados y semicurados.

EL GASTOR

Enclavado en un magnífico entorno natural, El Gastor es conocido como “Balcón de los Pueblos Blancos” debido no sólo a la blancura de sus calles, sino también porque desde su punto más alto (1.060 m.) se pueden contemplar vistas increíbles de los municipios colindantes.

Destaca su arquitectura urbana con casas repletas de flores y calles empinadas, la Iglesia de San José del s.XVIII, el Museo de Artes y Costumbres Populares dedicado al famoso bandolero José Mª “El Tempranillo” e importantes restos prehistóricos como el dolmen de “El Charcón”, conocido como la Tumba del Gigante (Ruta Prehistórica de los Pueblos Blancos).

En la Cueva del Susto se permite la práctica de la espeleología.

Alojamientos en El Gastor

En la mesa podemos disfrutar de gastronomía tradicional como las chacinas y también de gran tradición es su “gaita gastoreña”, instrumento musical de viento, autóctono y fabricado artesanalmente a partir de un cuerno de vaca y madera.

Declarada de Interés Turístico Nacional, la Fiesta del Corpus Christi engalana las fachadas del El Gastor con ramas y juncias.

Sin lugar a dudas, un hermoso pueblo blanco con encanto serrano.

ESPERA

Al norte de la provincia de Cádiz se encuentra Espera.

Casas blancas, calles estrechas y cuestas empinadas hasta lo más alto del pueblo donde encontramos el Castillo “Fatetar”, construido por Abderramán III, y donde se encuentra la ermita de Santiago, con la imagen del Cristo de la Antigua, cuya Fiestas en su honor en el mes de septiembre hace que la imagen baje al pueblo.

Destacan además monumentos como la Iglesia Santa María de Gracia de estilo renacentista (s.XV), el Molino de los Diezmos (s. XVIII) que actualmente funciona como molino de aceite y algunas Casas solariegas.

En el término de Espera, encontramos las ruinas íberas de “Esperilla” y la Ciudad Romana de “Carissa Aurelia”. A 4 Km. podemos visitar el Museo Arqueológico y el Complejo endorreico de la “Zorrilla”, maravilloso entorno natural con un alto valor ecológico desde donde podemos observar multitud de aves.

No nos debemos ir de Espera sin probar el aceite del “molino” y los molletes, productos típicos espereños.

GRAZALEMA

La bella localidad de Grazalema, con su hermosa aldea de Benamahoma, constituye un auténtico paraíso natural y cultural. Su término recoge las huellas materiales de íberos, romanos y musulmanes. También fue refugio de contrabandistas y bandoleros en el s. XVIII y XIX. Ubicada en el corazón del Parque Natural que lleva su nombre, presume de sus pinsapos (verdadera rareza biológica, auténtica reliquia botánica de la prehistoria) y del mayor índice pluviométrico de toda España.

Destaca su cuidada arquitectura popular y sus monumentos son huellas de su esplendoroso pasado. Fue lugar escogido de asentamientos romanos y árabes, que la llamaron Ben-Zulema, de donde proviene su actual nombre.

Encuentra alojamientos en Grazalema

 industrial como cuna de la fabricación de mantas artesanales. Actualmente se constituye en un referente turístico en cuanto a infraestructura hotelera e integración ambiental con alojamientos rurales, deportes de aventura, galería de arte…

OLVERA

En la misma puerta de la Sierra de Cádiz, al norte de la provincia, y en plena ruta de los pueblos blancos gaditanos se encuentra Olvera. Un municipio de calles estrechas y empinadas, de casas blancas, y con construcción legendaria, el Castillo Fatetar que fue ordenado construir por Abderraman III, y dentro del cual podemos encontrar la ermita del Cristo de la Antigua; una imagen que en el mes de Septiembre –en plenas fiestas del pueblo- es bajada al pueblo y honorado en unas fiestas declaradas interés Turístico Nacional de Andalucía.

En Olvera encontraremos multitud de monumentos como la Iglesia Santa Maria de Gracia –del siglo XV-, el Molino de los Diezmos –siglo XVIII- y diferentes casas solariegas de gran belleza.

Una de las visitas obligadas, cuando estemos en Olvera, es su Museo Arqueológico y el Complejo de la Zorrilla, que econtraremos a menos de 4 kilómetros del municipio.

Alojamientos en Olvera

También la casa de la Cilla, un edificio  que antiguamente servía para la recogida de granos y frutos, y que en la actualidad es el centro de Interpretación  La Frontera y sus Castillos.

Su rica gastronomía se centra principalmente en los dulces: tortas del Lunes de Quasimodo, tortillas de carnaval de ajonjolí, carne de membrillo, bizcochos de aceite y el típico hornazo.

Olvera invita a ejercitar los sentidos.

PATERNA DE RIVERA

Paterna de Rivera, municipio gaditano y jandeño. La comarca de La Janda -en su interior- realza toda su bella y atractivos en pueblos como Paterna.

Cuna del Cante por Peteneras y con impresionante Feria con Encierros a caballo y suelta de toros; Paterna de Rivera (que se encuentra en el corazón de la Ruta del Toro) vive principalmente del cultivo y la explotación del ganado, aunque es estos últimos años se experimenta un crecimiento turístico importante. A 100 metros sobre el nivel del mar, en el centro de la provincia de Cádiz … Paterna de Rivera invita a conocerlo y disfrutar de todos sus atractivos de Turismo de Interior.

PRADO DEL REY

La histórica y hermosa localidad de Prado del Rey, mandada construir por el Rey Carlos III en 1768, aunque las huellas humanas se remontan al tiempo paleolítico.

Prado del Rey  es la antesala de los Parques Naturales de Grazalema y de Los Alcornocales, y posee unos de los más importantes legados históricos de Andalucía, la ciudad romana Iptuci.

Hoteles en Prado del Rey

También es conocida como el Jardín de la Sierra por sus calles ajardinadas con matices frescos en forma de limoneros y naranjos.

La principal industria, además de la turística, es la marroquinería, carpintería y la apicultura.

Otro de los atractivos, si hablamos de gastronomía, son sus Vinos de “Pajarete” de reconocido prestigio desde hace casi dos siglos.

Ya en el plato, Prado del Rey posee tesoros culinarios como la copa cocida de espárragos, chicharrones, cocido de tagarninas… y sobre los dulces: buñuelos, borrachos, torrijas.

Es de obligada visita los lienzos de muralla del castillo-fortaleza donde aún se conserva una lámina de cobre del Tratado de Hospitalidad entre la colonia Ucubi (actual espejo de Córdoba) y  Iptuci (el municipio de Prado del Rey)

PUERTO SERRANO

 A orillas del Río Guadalete, con un entorno paisajístico lleno de auténticas riquezas, se encuentra Puerto Serrano. Un lugar repleto de oportunidades para nuestras vacaciones o visita puntual, donde destacamos:

La Parroquia de Sta. María Magdalena de estilo neoclásico, el Molino de Siré que fue convento carmelita y que recientemente ha sido declarado Bien de Interés Cultural.

Sobre su patrimonio histórico, Puerto Serrano está conformado por numerosos yacimientos como la necrópolis de la Edad de Bronce de Fuente de Ramos (que forma parte de la Ruta Prehistórica de la Sierra de Cádiz).

Es imposible obviar la Via Verde de la Sierra, que en sus 36 Kilómetros de trazado ferroviario une las localidades de Puerto Serrano y Olvera; paisaje cambiante conforme avancemos la vía ya que pasamos de entorno agrícola a serrano.

En cuanto a su gastronomía, el aceite de oliva, las fresas son los productos que destacamos ya que su cultivo se sigue haciendo de manera tradicional y ecológico.

SETENIL DE LAS BODEGAS

Al visitar Setenil de las Bodegas, es imposible no quedar boquiabierto por la belleza de sus construcciones, la estética de sus calles y casas que se encuentran abrigadas bajo las rocas e incluso dentro de auténticas cuevas que el río Setenil ha ido horadando durante siglos.

Setenil proviene del vocablo musulmán Al-Xatil que denomina una de las principales fortalezas nazaríes que defendían la frontera del Reino de Granada.

Dormir en Setenil de la Bodegas

En la parte alta del pueblo encontraremos los edificios de mayor interés histórico: la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Encarnación, restos del castillo nazarí con su Torre Homenaje, pertenecientes a la Ruta de la Frontera Castellano-Nazarí, y la antigua Casa Consistorial con un impresionante artesonado de tracería mudéjar y que en la actualidad es la Oficina de Turismo.

En los alrededores de Setenil es posible visitar las ruinas romanas de Acinipo, o dejarse llevar por algunas de sus rutas, como la de Los Bandoleros, la de Los Escarpes  del Rio Trejo o la de Los Molinos.

De sus fiestas destaca la Semana Santa. Declarada Fiesta de Interés Nacional de Andalucía.

Su gastronomía es capitaneada por el Aceite de Oliva; aunque otros productos como dulces artesanos, chacinas y legumbres son muy reconocidos. También  la cosmética natural de Setenil merece ser destacada.

TORRE- ALHÁQUIME

Su historia y antecedentes musulmanes dibujan el significado de su propio nombre “Al-haquim” que significa sabio o letrado.

Así pues, es indudable su matiz árabe y la construcción de sus calles (laberínticas) como si de una medina se tratase. Sus casas blancas, en círculo en torno a la antigua fortaleza nazarí (que aún hoy se conservan parte de sus murallas) forman parte de la Ruta de la Frontera Castellano-Nazarí de la Sierra de Cádiz.

El municipio de Torre-Alháquime ofrece al visitante diferentes atractivos, culturales, y de ocio principalmente.

Posee un relevante número de zonas verdes y áreas recreativas en la mima ribera del río Guadalporcún. Es posible visitar la Ruta de José María el Tempranillo.

Rutas a caballo, senderismo, bicicrós… y deportes de aventura como ala-delta, parapente, motociclismo enduro, escalada, etc. Son algunas de las opciones para un turismo activo como el que predominantemente elige Torre-Alháquime.

Sus fiestas más importantes son: El Carnaval (febrero), Semana Santa, Corpus Christi, Romería de San Juan (24 de junio), y las Fiestas Mayores en Honor a San Roque, Patrón del pueblo (del 14 al 17 de agosto)

VILLALUENGA DEL ROSARIO

La gaditana localidad de Villaluenga del Rosario se encuentra en el corazón del Parque Natural Sierra de Grazalema, siendo la más alta de la provincia de Cádiz (a 864 metros sobre el nivel de mar).

Villaluenga del Rosario, tiene una población de algo mas de 500 habitantes y –para los amantes de la naturaleza- es todo un paraíso de la  espeleología y el senderismo, con más de 80 cuevas topografiadas y tres de las Simas más importantes de Andalucía. La Sima del Cacao, la Sima del Republicano y la de Villaluenga están en Villaluenga.

Alojamientos en Villaluenga del Rosario

Conforme vayamos paseando por sus calles, podremos oir el murmullo del agua que en forma de rios subterraneos y manantiales recorren bajo sus calles.

La localidad fue poblada desde el paleolítico, se ha hallado una estación con más de 120.000 años. Aún así el actual asentamiento corresponde a la denominación musulmana, de la cual se conserva el blanco caserío que se alarga por la ladera del monte.

Villaluenga celebra –en septiembre- su feria en Honor a la Virgen del Rosario, que es la patrona de la localidad.

Sobre su gastronomía, recomendamos la Sopa de Villaluenga y el Queso Payoyo, elaborado con leche de oveja payoya autóctona.

VILLAMARTÍN

La localidad de Villamartín, es la antesala de la Sierra Gaditana, y es además un punto de encuentro por estar en pleno curce de caminos natural.

Villamartín posee vestigios de una pasado de más de siete mil años, y ello a daotado a la localidad de lugares, arte y formas de vida que la hacen inigualable.

Dormir en Villamartín

El Conjunto Dolmémico de Alberite y los restos encontrados en sus alrededores dan fe de todo ello.

Podemos destacar monumentos como las ruinas de la Fortaleza de Matrera, la Iglesia Parroquial de San María de las Virtudes y los Templos de Las Angustias y San Francisco.

En cuanto a sus fiestas recomendamos no se pierdan su Feria del Ganado de San Mateo (declarada de Interés Turístico Nacional de Andalucía).

ZAHARA DE LA SIERRA

La localidad de Zahara de la Sierra fue declarada Conjunto Histórico Artístico en 1983, y de ella destacamos sus bellas calles encaladas, balcones floridos e increíbles miradores; todo ello certifica la cantidad de premios de embellecimiento recibidos.

Alojarse en Zahara de la Sierra

Su entorno natural está formado por parajes  de extraordinaria belleza, que han sido declarados Parque Natural y Reserva de la Biosfera: la Cueva de la Ermita de la Garganta Verde, el Pinsapar, las Riberas de Bocaleones y de Arroyomolinos o su Embalse todos ellos escenarios por donde discurren rutas de senderismo.

Su antigua villa medieval, su fortaleza y su Torre de Homenaje son parte de su legado histórico pertenecientes a la Ruta de la Frontera Castellano-Nazarí de los Pueblos Blancos de Cádiz.

Una de sus fiestas más destacables es el Corpus Christi, fiesta declarada de Interés Turístico Nacional de Andalucía, en la que las calles de Zahara de la Sierra se convierten en un bosque lleno de verdor y sus balcones son cubiertos de colchas y mantones, luego encontramos pequeños altares desperdigados por la localidad.

Quizás sea dicha celebración una buena oportunidad para visitar Zahara de la Sierra, en tal caso –y cuando el estómago nos obligue a la parada- recomendamos las deliciosas sopas hervías, las sopas de tomate y los guisos de tagarninas, así como los quemones.

Fuente: La realización de este reportaje ha sido posible a nuestra redacción y equipo fotográfico, así como la recopilación de datos concretos en los consistorios, oficinas de turismo y asociaciones que voluntaria y amablemente nos han contado cómo son sus pueblos blancos gaditanos. Gracias por la enorme amabilidad con la que -en todos ellos- se nos ha recibido.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *