Dejar de fumar en vacaciones

Placer de Trafalgar no quiere dejar pasar la oportunidad de poner un granito de arena en la lucha contra el tabaco, por lo que dedicamos este pequeño rincón para ofrecer nuestra ayuda a todo aquel que quiera disminuir el consumo o dejar de fumar.

Un buen momento para hacerlo son las vacaciones, ya que las rutinas y costumbres se pueden modificar al nuevo estatus relajado.

Entrena tu cerebro

Fumar es una conducta aprendida y es posible desaprender. Para todo aquel que piense en fumar menos o en no encender más cigarrillos es bueno que recuerde que no siempre estuvo con uno entre las manos. Los recuerdos de un buen momento de su vida que no iba unido al consumo de tabaco le pueden mostrar que no lo necesita para seguir adelante.

Es posible dejar el tabaco

Dejar de fumar es una empresa difícil, por eso desde aquí queremos felicitar a quien ya lo haya conseguido y también al quien ha decidido ponerse en marcha para un tiempo de abstención. A veces es bueno no plantearse que se deja para siempre. Una decisión adecuada es “mañana no voy a fumar ningún cigarrillo”. Esa opción es mucho más fácil de seguir que la de “no fumaré nunca más”, además es más viable.

Una advertencia: el haber intentado varias veces dejar de fumar y no haberlo conseguido no significa haber fracasado, supone haber dado un paso más, muchas veces necesario, hacia dejarlo definitivamente, ya que lo habitual es pasar por esos intentos previos.

Fases para abandonar el consumo de tabaco

El proceso de dejar de fumar consta de varias fases:

  • Fase de precontemplación: el no planteamiento serio de dejar de fumar
  • Fase de contemplación: pensamiento de dejarlo en los próximos 6 meses
  • Fase de preparación: puesta en marcha de un plan para dejar la adicción y fijación de una fecha
  • Fase de acción: Intentar dejar de fumar y lograrlo durante un tiempo
  • Fase de mantenimiento: la persona supera los seis meses de abstinencia.

Como es lógico, no todo el mundo tiene que pasar por todas las fases, pero no es infrecuente que sea esta la línea seguida.

Consejos

Os propongo una serie de consejos para todo aquel que se encuentre en fase de acción, que espero sean de ayuda.

Tácticas psicológicas

· Anota en un papel las razones que te han llevado a dejar de fumar

· Aprende alguna técnica de respiración o de relajación para reducir la ansiedad cuando ésta se presente

· Calcula el dinero empleado en tabaco y pensar en destinarlo a algo que siempre hayas deseado

· Haz saber a las personas que te rodean que has decidido dejar de fumar

· Plantéate la decisión día a día ( de la forma indicada anteriormente)

Tácticas físicas

· Evita el café, alcohol y bebidas con cafeína pues se suelen asociar al consumo de tabaco y, además favorecen el insomnio ( y es habitual que éste se presente al reducir el consumo de nicotina)

· Realiza algo de ejercicio físico

· Bebe mucha agua y zumos no muy azucarados

· Aumenta el número de horas de sueño

· Si aparecen dolores de cabeza, puedes darte una ducha o baño templados o practicar la relajación.

· Toma alimentos ricos en fibra para paliar el posible estreñimiento asociado a la falta de nicotina.

Por último, recordar que son varios los caminos que se pueden seguir para conseguir dejar de fumar (fármacos, terapia psicológica, acupuntura, libros de auto ayuda). Estos métodos pueden ser necesarios o no, según la persona y, además, en caso de ser utilizados, pueden emplearse en solitario o combinando varios de ellos.

Ánimo, y que tengáis claro que es difícil pero realmente posible.