Ortiguilla de Cádiz. La ortiga de mar más famosa del Atlántico Sur Andaluz

La Ortiguilla

El consumo de Ortiguilla se produce, principalmente, en varias zonas costeras de Cádiz, donde es muy famosa y se prepara de manera exquisita.

Queremos que conozcas los platos «costeros» del Cabo de Trafalgar que hacen de la cocina gaditana una de las cocinas más famosas y sanas.

La autóctona Ortiga de Mar, es muy sabrosa y nutritiva.

¿Qué es la Ortiguilla?

Es una anémona marina del grupo de los celenteros, se consume como marisco. De forma cilíndrica (unos seis cm de alto y tres de ancho), vive fijada a las rocas submarinas.

¿Qué se sabe de la Ortiguilla?

Las opiniones en cuanto a la ortiguilla son diversas y un poco inexactas; por una parte se piensa que es una planta, y -por otro- un animal.

¿A qué sabe de la Ortiguilla?

Los sabores de la ortiguilla son tan variados como cada paladar. Podríamos decir que la Ortiguilla de Cádiz sabe al Atlántico andaluz.

¿Cómo se prepara la Ortiga de Mar?

La Ortiga es enjuagada y rebozada en harina de freir, dejándole una fina película de ésta, para finalmente sumergirla en aceite de oliva (limpio) bien caliente. Si la ortiga es grande, se debe trocear, lo idóneo es que tengan un tamaño medio o pequeño. Es realmente sabrosa, como si se juntasen los más exquisitos sabores y olores del mar, con una textura -al paladar- muy suave y extraordinariamente sana.

Es curioso que zonas del mundo tan rodeadas de mar, como la Península Ibérica, no haya introducido en su dieta uno de los productos más abundantes en las aguas saladas: las algas. estos vegetales -de origen marino- son usados desde la antigüedad en muchos lugares de Asia, como fármacos y alimento. Así pues, millones de personas en todo el planeta las consumen de manera habitual por lo efectos benéficos para su salud.

Son un ingrediente típico de la cocina de Oriente y combinan bien con carnes, pescados, verduras… Hay que tener en cuenta que, al ser saladas, se debe disminuir la cantidad de sal en las recetas.

¿Es bueno comer algas?

Uno de los principales beneficios de las algas es el gran aporte de minerales. Son una excelente fuente de calcio, yodo, hierro y magnesio. El contenido de yodo, que aportan a la dieta, es semejante al de los mariscos y pescados, y por ello no tiene ningún efecto que provoque hipertiroidismo; lo que se comprueba en las zonas orientales donde las algas se consumen a diario. Pueden ser una magnífica forma de evitar la deficiencia de yodo en las personas alérgicas al pescado.

El consumo habitual de algas, debido a la presencia de fibra, impide la absorción del colesterol. A pesar de ello, por su elevado contenido en sodio, los hipertensos deben moderar su consumo.

Otras algas famosas

Wakame

Procede de Japón. Con forma de hoja de roble (puede medir hasta 15 cm) tiene un color verdoso y es rica en calcio, hierro y magnesio, vitaminas B y C. Combina bien con arroz, verduras… y es ideal para sopas o ensalada.

Kombu

Es rica en yodo, calcio, ácido alginico y vitaminas A, B, C, D y E. Es consistente y se utiliza -frecuentemente- como verdura. Ablanda la fibra de otros alimentos, como las legumbres. Si la añadimos -en un tira- de manera habitual, reduce los tiempos de cocción.

Nori

Es una excelente fuente de proteínas, vitaminas A, B y C, y minerales. Su sabor es intenso pero muy agradable. Se hornea para ser servida como verdura o ensalada, y en láminas -formando «rollitos» para envolver rellenos (un ejemplo es el sushi japonéso los makis)

Iziki

Es propia del Océano Pacífico. Son largos filamentos de color marrón, de hasta un metro de longitud. Es rica en calcio, hierro, proteínas y vitaminas A y B. Antes de cocerla, debe estar a remojo quince minutos. Comer en crudo o junto a cereales y verduras.

Espagetti de Mar

Alga parda alargada (de hasta 2 metros) y estrecha, se encuentra en los litorales de aguas bravas y se cultiva en el Atlántico Norte. Posee un alto contenido en hierro y potasio. Es altamente sabrosa, y se utiliza fermentada como el «choucroute»

Agar-Agar

Gelatina vegetal muy nutritiva y rica en minerales como el magnesio, hierro y en folatos. Se suele utilizar como espesante en sopas y postres. Debe remojarse en agua 20 minutos, y ponerla a fuego lento hasta que esté disuelto. También -en tiras- es óptima para ensaladas u otros vegetales.

Menús con algas

Sopa de Combú

Ingrediente para 2 personas6 am de Kombu, 100 g de fideos, 1 puerro, 1 zanahoria, 1 apio, agua, sal, aceite de oliva.

  1. Poner las algas en remojo, en un litro de agua, durante una hora. Cortar el puerro y la zanahoria en tiras. Retirar el Kombu del agua y picarlo.
  2. Llevar el agua de remojo a punto de ebullición, añadir las algas, el apio, puerro cortado y la zanahoria: cocer durante 15 minutos.
  3. Incorporar los fideos al caldo, añadir sal y cocer 20 minutos. Retirar el apio y servir caliente.

Ensalada con verduras de mar

Ingredientes para 2 personas: 1 zanahoria cortada a tiras, 1 cebolla tierna cortada fina en media luna, 20 g de algas Iziki cortadas (previamente en remojo), 50 g de jamón ibérico cortado en virutas, daditos de pan integral, sal, aceite de oliva.

1- En una fuente redonda, poner las verduras y las algas de forma que se alternen los colores.

2- Aliñar con sal, vinagre y aceite de oliva. Espolvorear por encima los daditos de pan y las virutas de jamón ibérico. Servir a temperatura ambiente.

Ingredientes para 2 personas250 g de arroz, 20 g de algas Iziki, 200 g de gambas, fumet de pescado, 1 diente de ajo, 1 cebolla picada, 1 tomate maduro rallado, perejil picado, sal, aceite de oliva.

Arroz con algas

1- Poner las algas en remojo con medio litro de agua, durante una hora.

2- En una paellera con aceite, freir las gambas. Retirar y escurrir. En el mismo aceite, rehogar la cebolla y el ajo, y añadir las algas escurridas. Dejar cocer unos minutos, incorporar el tomate, el perejil y termnar la cocción. Añadir el arroz y remover. Calentar el fumet de pescado y el agua de las algas e incorporarlos al arroz. Dejar cocer 25 minutos. Adornarlo con las gambas. Servir caliente.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *